Obra Samil

Vivienda de carácter y materialidad tradicional, empleando piedra como cerramiento exterior conjuntando con una cubierta de teja, toques de ladrillo visto y algunos detalles, como caños y portal, en un lenguaje más contemporáneo.

El interior está formado por sótano/garaje, planta baja  y primera planta bajo cubierta, siendo una superficie útil de 290 m2. En la primera planta se accede a la zona de día a izquierda, compuesta por un espacio abierto conformado por cocina y salón, desde el cual se accede a las tres habitaciones de la planta baja o se sube a la habitación con terraza de la primera planta, con vistas mar y las Cíes.